La metalosis es definida como una corrosión debido a la erosión de los componentes metálicos, que producen partículas y que inducen como consecuencia una reacción de hipersensibilidad.

Se trata de una condición médica que puede llegar a ocurrir como consecuencia del implante de prótesis metálicas. Aunque no es una condición común que se origine en todos los casos, se ha observado que existe una incidencia de la metalosis en el 5% de los implantes de prótesis de metal, en los últimos cuarenta años. La abrasión de los componentes metálicos puede causar que los iones se solubilicen.

Aunque a nivel médico se toman medidas para prevenir que las prótesis originen esta situación, hasta 2008 se presentó una alta incidencia de metalosis en prótesis de metal sobre metal (consistentes en una bola y copa hechas de una aleación de cobalto y cromo); tipo de prótesis que hoy en día ya no son utilizadas en Estados Unidos debido a los altos riesgos que representaban.

Varios informes de cirujanos e investigadores arrojaron resultados sobre el afloje de los implantes de este tipo, en un porcentaje mayor al esperado. Más de 12.000 personas en dicho país recibieron este tipo de implantes.

Entre los síntomas de la metalosis se encuentra un dolor en la zona del implante, masas de células inflamadas que se asemejan a un tumor, y signos de necrosis. Puede ocasionar osteólisis.

Se considera que las mujeres de baja estatura y las personas que sufren de obesidad se encuentran entre las de mayor riesgo de sufrir metalosis, por la estructura ósea que poseen y que se traduce en mayor tensión y abrasión sobre los componentes metálicos del implante.

Las personas que tienen este tipo de prótesis deben consultar a su médico para valorar los efectos secundarios que pudieran estar sufriendo o el eventual riesgo derivado de este tipo de implantes.

Asimismo, si se encuentra dentro de este supuesto y previa valoración del médico, puede asesorarse con un abogado especializado en lesiones personales para informarse sobre su situación.

El contenido de este blog tiene carácter informativo y educacional únicamente, así como ofrecer al lector información general sobre la legislación y en ningún caso constituye asesoría legal específica. Como usuario de la presente página web, reconoce que no existe ningún tipo de relación cliente/abogado entre Ud. y Rete Iuris ni sus abogados. La información ofrecida a través de esta página web no reemplaza de forma alguna la asesoría legal de un profesional del Derecho.